Todas las calorías del mundo están en esas charolas de pastelitos árabes.
Lo que no se puede negar, es que son una delicia, y los tienen muy bien exhibidos.
Uno no puede pasar por ahí, sin que se le haga agua la boca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí